La Comisión Europea refuerza la legislación que garantiza la privacidad por defecto e introduce el derecho al olvido digital.

La comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, presentó una reforma legal pensada para internet. Pretende dotar a todos los países de la UE de unas garantías básicas que refuercen la protección de los datos y la privacidad. Entre ellas está el derecho a ser olvidado, exigiendo a las grandes compañías de internet que borren todo dato de un ciudadano cuando este decida darse de baja. Así se evitará, según Bruselas, que la red se erija en un acta notarial de cualquier movimiento online de los ciudadanos incluso cuando estos han decidido dejar de compartir sus datos.

Si se aprueba la propuesta, la UE podrá imponer “multas para las compañías que violen las reglas europeas de protección de datos”, anunció la comisaria. Las sanciones podrían llegar a “un millón de euros o hasta el 2% de los ingresos globales de la compañía”, advirtió en rueda de prensa.

La cifra se aleja de las multas que pone directamente el responsable de Competencia, Joaquín Almunia, y serán sólo “el último recurso” a disposición de las autoridades nacionales de protección de datos. Aún así, Bruselas espera que las empresas de internet dejen de mirar para otro lado y protejan la privacidad de sus usuarios por defecto, les dejen borrar sus datos, rectificarlos o descargarlos y sean informados en todo momento de cómo utilizarán sus datos o si los manipularán otras empresas con fines comerciales.

NOTICIA COMPLETA