El DNI de jóvenes cambia para evitar que mientan con su edad en internet

Ahora sí, ya es posible. Identificar (y verificar) la edad de un menor que se registra en una tienda online o en redes sociales es una realidad. Un cambio en la expedición del DNI, que ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), permite comprobar si la edad que un menor declara tener es cierta o no. Y, por tanto, ofrecer ciertos contenidos en la web, recibir promociones o registrarse en una red social con la seguridad de que el menor tiene más de 14 años, la edad legal para poder ceder datos sin necesitar el consentimiento paterno. En España, cerca de 1,8 millones de jóvenes tiene edades entre 14 y 18 años, según los últimos datos censales correspondientes a 2012.

Seguir leyendo la noticia en su fuente original…

Una ‘spin-off’ de la UPO aplica la tecnología para mejorar la simplificación administrativa

El catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Pablo de Olavide, Eduardo Gamero, ha puesto en marcha “CleverUp”(CleverUpministration), una empresa creada en el seno de esta universidad para el diseño y aplicación de metodologías de simplificación administrativa.

Las spin-off son empresas de base tecnológica (EBTs) concebidas para la transferencia del conocimiento científico a la sociedad, potenciando su aplicación práctica. Según explica el profesor Gamero, esta nueva spin-off “presta servicios avanzados para la aplicación de las innovaciones más vanguardistas disponibles a nivel mundial desde el punto de vista jurídico en materia de simplificación administrativa, utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en el sector público, así como las mejores técnicas de reducción de cargas administrativas, agilización de trámites y evaluación de impacto normativo de las nuevas políticas y actuaciones regulatorias”.

Los servicios prestados por CleverUp son el resultado de líneas de investigación sucesivas en materia de simplificación administrativa, dirigidas por el profesor Eduardo Gamero, con las que ha reunido un acervo científico y práctico en relación con los distintos aspectos implicados: la administración electrónica, la evaluación de la carga regulatoria, la implantación de metodologías generales de simplificación de procedimientos (tanto en su vertiente de supresión de trámites como de racionalización y agilización de la gestión), así como en el análisis y aplicación de las metodologías más avanzadas de evaluación de impacto de las nuevas políticas y medidas regulatorias.

La EBT CleverUp ofrece asesoramiento científico y técnico, por una parte, a los gobiernos y a las entidades del sector público que promueven iniciativas innovadoras de simplificación administrativa, con especial énfasis en la reducción de cargas administrativas (en cuanto que se traduzcan en un incremento de la competitividad) y en la resolución de los problemas derivados de la aplicación del régimen jurídico de las nuevas tecnologías en el ámbito público, a fin de ofrecerles las mejores soluciones para alcanzar los objetivos propuestos, sopesando especialmente el equilibrio entre los bienes e intereses públicos comprometidos y las cargas administrativas que la regulación representa. También ofrece servicios a empresas y entidades relacionadas con el asesoramiento y la gestión pública, a fin de prestar soporte a las actividades que tales operadores realizan en relación con el sector público.

Por ejemplo, CleverUp puede revisar la legislación (las ordenanzas de una ciudad, las leyes de una comunidad autónoma) aplicando técnicas de simplificación para  reducir las cargas que se imponen a la ciudadanía y hacer más eficiente la gestión administrativa de los procedimientos. También puede elaborar memorias de impacto de las nuevas normas para evaluar las cargas administrativas que imponen y lograr que se apliquen adecuadamente las técnicas de simplificación.

Los servicios de esta nueva spin-off resultan especialmente útiles en la actualidad al convertirse en un instrumento de mejora de la competitividad, facilitando el inicio de nuevas actividades generadoras de empleo que contribuyan a superar la crisis económica. Estos servicios suponen la transferencia del conocimiento a la sociedad y al sector productivo, pues, como señala el profesor Gamero, “los resultados obtenidos en el marco de la investigación universitaria nos permiten una aplicación concreta a los casos específicos”.

Fuente de la noticia: http://www.upo.es/diario/institucional/2013/09/clever-up-nueva-empresa-de-base-tecnologica-para-la-simplificacion-administrativa/