Entrevista a Pedro Rodríguez López de Lemus

Pedro Rodríguez López de Lemus es abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, dedicado en exclusiva al Derecho de las Nuevas Tecnologías.

¿Qué te motivo acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Mi fascinación por las nuevas tecnologías comenzó en el colegio al tener mi primer contacto con los ordenadores en la asignatura de informática. Cuando tuve que elegir carrera dudé entre Derecho e Informática, eligiendo la primera, aunque dedicaba tanto tiempo a una materia como a otra, de ahí que llegara de manera natural a dedicarme al Derecho de las Nuevas Tecnologías.

Cuando salió el primer curso de Derecho Informático y de las Telecomunicaciones (así se llamaban entonces) en Madrid lo hice, y como en el año 1999 era raro que a un abogado le gustaran tanto las nuevas tecnologías, uno de los despachos que organizaba el curso (el primero que hubo en España dedicado en exclusiva a esta materia) me contrato, aunque al poco tiempo volví a Sevilla a probar suerte dedicándome en exclusiva a esta materia, y así hasta hoy.

¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Aunque intento tocar continuamente todas las áreas, dado que las necesidades de los clientes mandan, los asuntos relacionados con la protección de datos personales y el comercio electrónico son los más habituales.

¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Hasta hace poco pensaba que como todos los abogados y ramas del Derecho tendrían que adaptarse a las Nuevas Tecnologías, esta rama se diluiría entre todas las demás, sin embargo, como la tecnología avanza mucho más rápido que el Derecho, creo que en un futuro cercano la rama del Derecho de las Nuevas Tecnologías se consolidará como una importante rama transversal del Derecho.

¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Muy poco, por no decir nada. No obstante, Internet lo cambia todo (industria de la música, prensa, comercio, viajes,…), y creo que a las profesiones jurídicas le ha llegado la hora…

¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

Creo que cambiará mucho, afectará a los precios, a las instalaciones, a la forma de llevar los asuntos, a como publicitarnos, a como vender los servicios a través de Internet, a como relacionarnos con nuestros clientes,…. Tanto que aun no somos conscientes de cuanto va a cambiar nuestra profesión en un cortísimo periodo de tiempo. Esto no es ni bueno ni malo, simplemente es así, y quien no se adapte quedará fuera del mercado. No hay más que ver el ejemplo de otros sectores cuando se han visto afectados por las nuevas tecnologías e Internet.

Pedro Rodríguez López de Lemus 

pedrorodriguezlopezdelemus.es

https://es.linkedin.com/in/pedrorldel/es

@PedroRLdeL

 

 

Entrevista del mes a Rosa Díaz Gomez

1. ¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

En mi último año de carrera a la hora de escoger el tema sobre mi Trabajo de Fin de Grado se me dio la opción de hacerlo sobre “el derecho al olvido en internet” y al ser un tema tan actual lo vi como un reto y no dudé en escogerlo. El tema me apasionó y comencé a sentir curiosidad sobre el derecho relacionado con el mundo de las nuevas tecnologías.

Además he tenido la oportunidad de realizar las prácticas del Máster Oficial de Acceso a la Abogacía en un despacho especializado en nuevas tecnologías, lo que me hace aprender cada día más y aumenta mi interés en esta rama.

2. ¿En qué área de derecho te has especializado más?

En la carrera siempre me sentí inclinada por el derecho privado, derecho civil y mercantil sobre todo.
Aún sigo formándome pero intento especializarme en derecho de nuevas tecnologías y propiedad intelectual. Esta especialización la hago escogiendo prácticas y proyectos de investigación relacionados con este área porque en mi carrera o en los másteres que estoy cursando no se oferta como asignatura.

3. ¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El Derecho de las Nuevas Tecnologías es una rama del derecho en auge, que aporta trabajo y nuevos retos a los profesionales que deciden especializarse en la materia, ya que día a día surgen nuevas controversias relacionadas con el uso de las nuevas tecnologías que deben regularse y gestionarse jurídicamente.

La tecnología siempre está en constante evolución y de una forma muy rápida por lo que nos encontramos con un futuro con un gran avance tecnológico en el que los especialistas en este Derecho deberemos hacer un gran esfuerzo de trabajo para ofrecer una garantía jurídica a los clientes.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Los despachos de abogados poco a poco se van modernizando, cambiando los viejos archivos en papel por archivos electrónicos y además utilizando bases de datos electrónicas y programas de gestión de despachos. Las nuevas generaciones de abogados, que ya están más familiarizadas con las nuevas tecnologías, hacen gran uso de las redes sociales como parte de su trabajo.

Esto es un buen avance pero, en mi opinión, debe avanzarse más, y que el uso de las nuevas tecnologías y sobre todo de las redes sociales pase de ser complemento a un medio más de trabajo y contacto con los clientes.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

La antigua visión del despacho de abogados unipersonal ha evolucionado a un despacho colectivo en forma de sociedad empresarial. Actualmente los abogados no solo tienen que preocuparse por el trato con sus clientes y sus asuntos jurídicos, si no que a eso se añade la gestión del despacho, de su mantenimiento informático, políticas de marketing, etc.

El ejercicio de la abogacía ya no consiste únicamente en recibir al cliente, llevar su caso e ir a los juzgados, de hecho esto último se reducirá cada vez más ya que el 1 de enero de 2016 entró en vigor el nuevo sistema de comunicaciones electrónicas con la Administración de Justicia que, sin moverse del despacho, permite a los abogados recoger notificaciones y presentar escritos en los juzgados.

Rosa Díaz Gómez

https://www.linkedin.com/in/RosaDG

Entrevista del mes a Belén Gallego Romero

1. ¿Qué te motivó acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El motivo por el que me acerqué al derecho de las Nuevas Tecnologías fue a raíz de la inscripción en unas prácticas curriculares por la página de prácticas de mi Universidad. Antes de esto, sólo tenía leves nociones de este derecho. Al ver las opciones, me pareció interesante formar parte de un equipo especializado en esta materia, una realidad algo abandonada en los programas académicos universitarios del grado en Derecho -para mi gusto-.

Creo que todo futuro profesional, tanto en el ámbito de la abogacía como en cualquier otro, debe conocer el Derecho de las Nuevas Tecnologías, y actualizarse con éste, pues éste forma parte de la vida y de la realidad actual empresarial y personal, por ello, no dejé pasar la oportunidad y sigo cada día formándome en este ámbito.

2. ¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Debo decir que soy pionera en la materia, pero quizás debido a las competencias que me están siendo atribuidas me llama más la atención la protección de datos de carácter personal.

El derecho a la protección de datos de carácter personal es imprescindible en el día a día, tanto de las empresas como de las personas propiamente dichas.

El incorrecto tratamiento de estos datos de una forma u otra, pueden derivar una serie de consecuencias dignas de conocer, pues todo sector, independientemente si es o no público o privado debería saber el modo de proceder cuando se tratan los datos personales y las consecuencias de los incumplimientos en la materia, ya que estamos ante un derecho fundamental, y como todo aquel, necesita no sólo una protección especial sino también un estudio más profundo, derivado de su importancia.

3. ¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Hace no mucho tiempo, escuché a un ingeniero informático decir estas palabras: “la ciencia evoluciona antes que el derecho”.

La primera respuesta de todo jurista o aprendiz de leyes que escucha estas palabras consiste en darle razón. Y es que todavía existe mucha incertidumbre consistente en la dificultad que entraña la aplicación de las normas tradicionales a las nuevas relaciones económicas y sociales que se están forjando. Y a menudo, nos encontramos lagunas legales en lo que a la aplicación del Derecho de las Nuevas Tecnologías nos referimos.

Pero, en cuanto al futuro legislativo de las nuevas tecnologías, no debemos conformarnos y aunque es muy difícil preverlo todo con tanta rapidez, sí que es verdad que debería acelerarse el proceso de creación de estas normas de modo que ante un nuevo supuesto de hecho, inmediatamente tengamos la inclusión en una norma que nos dé la consecuencia jurídica, y así seguir velando por el principio de seguridad jurídica característico de nuestro ordenamiento jurídico.

No sería mala idea, articular un conducto comunicativo directo de los abogados expertos en nuevas tecnologías en el poder aportar propuestas y sugerencias, con el poder legislativo, ya que éstos, están en contacto directo con la realidad y con el tiempo se conseguirá, por lo que veo el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías como un derecho veloz, adaptado y proactivo.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Sinceramente, hablando desde una perspectiva claramente subjetiva y partiendo de que como en todo, habrá muchas excepciones, me atrevo a afirmar que los abogados podrían aprovechar mucho más el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión. Hay un campo muy amplio de posibilidades y oportunidades detrás de las nuevas tecnologías que deberían ser conocidos por todos. A mi juicio, creo que todavía ocupa un lugar muy importante “el formato papel” y los mecanismos tradicionales.

Extrapolo esto, a lo comentado por los estudiantes de derecho, ya que la mayoría a la hora de estudiar, preferimos estudiar del libro donde podemos “subrayar” que leer del ordenador.

Ahora bien, cuando tomamos contacto con la realidad, tanto el abogado como el estudiante de derecho a la hora de resolver un caso, no duda en consultar bases de datos online, y usar las Nuevas Tecnologías para crear algo nuevo, algo que no esté creado ya. Las vías que nos ofrecen las nuevas tecnologías tanto para investigar como para compartir son las más cómodas, rápidas y eficientes.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

Posiblemente, el ejercicio de la abogacía evolucionará con el devenir de los cambios tecnológicos. Por poner un ejemplo, hasta hace unos años, nadie se imaginaba que se podría desarrollar la prueba del interrogatorio de testigo ante el Juez por videoconferencia durante el desarrollo del proceso y ahora, ello se plantea como algo habitual.

El ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato, vendrá de la mano de la creación de mecanismos que permitan a los profesionales evitar determinados costosos actos presenciales sustituyéndolos por otras vías que eviten la personación.

Sin embargo, a día de hoy, no imagino el desarrollo de todo un proceso entero virtualmente mediante una plataforma en la que todos: abogados, partes, testigos, jueces… se comunicasen virtualmente, sin necesidad de celebrar el acto in situ en sede judicial. Pero con el tiempo, quizás todo sea posible. Eso sí en mi opinión, todo cambio de esta envergadura debe velar siempre por la solemnidad procesal que da fuerza a la credibilidad del poder judicial.

Belén Gallego Romero 

www.linkedin.com/in/bgalrom

Entrevista del mes a Juan Eduardo Jiménez Aragón

1. ¿Qué te motivo acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Supongo, que el motivo es que desde que tengo uso de razón, he tenido entre mis manos alguna “nueva tecnología” del momento. Esto ha hecho que conforme “trasteaba” con ellas, me hiciera distintas preguntas, que posteriormente han resultado ser mi futuro.

Cuando terminé mi carrera de Derecho me di cuenta, que esas preguntas que me hacía cuando jugaba a la Súper Nintendo (publicidad subliminal en videojuegos, contraseñas que se solicitaban etc.), o escuchaba la canción que me había descargado en Napster, (descargas en plataformas p2p, Grabadoras incorporadas a equipos etc.) eran verdaderos problemas jurídicos, los cuales, la mayoría aun no tenían una respuesta contundente, por lo que empecé a curiosear este mundo.

2. ¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Considero muy importante la especialización que estoy adquiriendo en la rama de Protección de Datos de carácter personal, ya que considero que es un derecho que, por la tendencia actual se infravalora por la mayoría de usuarios de nuevas tecnologías, y el estudio de esta tendencia respecto a incluso la intimidad, me llama mucho la atención.

También me han aportado mucho mis estudios en comercio electrónico, sobretodo en lo que atañe al derecho de los consumidores y usuarios, ya que, cada vez más, las personas realizamos todo tipo de transacciones por Internet lo que conlleva a su vez, el que se den todo tipo de “nuevos abusos”, cuyo estudio y análisis me parecen importantes para saber como los resuelve la legislación actual, si es que son resueltos, y aportar nuevas ideas, en caso de que no sea así.

3. ¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El presente de las Nuevas Tecnologías lo veo como un “intento de”, que no me parece poco, es decir, considero que las legislaciones actuales ya están teniendo muy en cuenta los conflictos que se pueden generar con el uso de las tecnologías que van apareciendo en el día a día de las personas. Esto es algo que considero necesario como primer paso. El problema viene en que, aun, el Derecho y sus actuales estructuras no es capaz de dar respuesta a un sector que avanza mucho más rápido de lo que puede ser capaz el Derecho por lo que siempre va a remolque.

El futuro lo veo parecido, ya que, para solucionar el problema, debería cambiar el Derecho tal cual se concibe hoy en día y creo que eso es algo que es más a largo plazo de lo que esta pregunta se refiere con “futuro”.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Conozco de todo, desde el abogado que no es capaz de escribir un documento en cualquier procesador de texto y que tiene a quien se los escribe, hasta el abogado que está en constante contacto con aplicaciones y plataformas, y siempre está ideando algo para mejorar su productividad, su sistema de marketing, o simplemente su agenda, por lo que no podría generalizar en esta pregunta.

Creo que si bien es cierto que el mundo del Derecho y de esta profesión en particular, está siempre ligado con lo tradicional, y con su rechazo a los grandes cambios, la realidad hace que no quede más remedio a adaptarse, por lo que cada vez, es más obligado el uso de determinadas tecnologías en el ejercicio de la profesión.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

Pienso que la tendencia de las Nuevas Tecnologías actualmente, es fomentar el trato más impersonal, es decir, el ejercicio de la abogacía según esta tendencia, pasaría a ser muy diferente a lo que, hoy, estamos acostumbrados, el trato con el cliente sería menos cercano, y todo quedaría entre el ordenador del abogado, el ordenador del cliente, el ordenador de los juzgados etc.

Esto no quiere decir que piense que esto va a ser así, ya que hay y habrá personas que preferirán el trato “face to face” con su abogado o casos en los que sea necesario la presencia física de alguien en algún acto, pero lo que sí creo es que con las Nuevas tecnologías, se abre un abanico de posibilidades que se debe aprovechar por todas las partes implicadas en el ejercicio de la profesión, ya que, no solo aporta celeridad en todos los sentidos (algo muy necesario en las relaciones humanas actuales), sino porque, pienso que como en todas las eras en la humanidad, las herramientas que se descubren están para aprovecharse de la manera oportuna y dar un paso hacia delante en la evolución, que al fin y al cabo es de lo que se trata ¿no?.

Juan Eduardo Jiménez Aragón

Licenciado en Derecho y Máster en Derecho de las Nuevas Tecnologías

www.linkedin.com/in/juanjimenezaragon

Entrevista del mes a Soraya Aakaou Alabarce

1. ¿Qué te motivo acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Mi acercamiento al Derecho de las Nuevas Tecnologías surge al contemplar el cambio de nuestra forma de relacionarnos a través de internet -un nuevo escenario que se ha ido diseñando a pasos agigantados-. Pero, sobre todo, por la posibilidad de aportar planteamientos jurídicos que permitan conservar los principios generales del derecho y tutelar los derechos de los ciudadanos en un entorno virtual y cambiante.

2. ¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Las aplicaciones de las nuevas tecnologías poseen una incidencia transversal en todo tipo de relaciones jurídicas y/o sociales por lo que las opciones de especialización se multiplican. Pese a mi interés por los retos más variopintos me he ido orientando hacia las relaciones jurídicas entabladas entre empresas y usuarios a través del comercio electrónico, los sistemas de pago electrónico, especialmente el pago móvil, la Administración electrónica y sus efectos en los derechos de los administrados, así como en la privacidad, protección de datos de carácter personal y videovigilancia.

3. ¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El desarrollo tecnológico y los cambios sociales se suceden a toda velocidad y el Derecho, como instrumento de ordenación de las relaciones jurídicas y sociales, sigue y ha de seguir a la carrera. Por ello, el Derecho de las Nuevas Tecnologías seguirá con el reto de armonizar los derechos consagrados en un entorno de relación nuevo y socialmente aceptado, pero, sobre todo, habrá de ofrecer planteamientos, propuestas y soluciones para la efectividad de tal tutela desde una perspectiva integradora basada en la equidad.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Considero que nos hallamos en una etapa de transición en el que los abogados han de ir adaptándose a la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas que agilizan las tareas propias de la profesión coadyuvando a un trabajo más eficiente. Por ello, las sinergias entre los abogados consolidados y las nuevas generaciones de juristas deben aprovechar el enriquecimiento mutuo que este momento de transformación ofrece, siempre, con la meta de realizar nuestra vocación de servicio con las máximas exigencias y garantías.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

En mi opinión el ejercicio de la profesión siempre ha requerido buenas dosis de adaptabilidad a los cambios, flexibilidad, atención focalizada en varios asuntos o disciplinas; características o habilidades que se han normalizado con los nativos digitales por las exigencias de la sociedad de la información. Así, entre todas las profesiones de juristas, la abogacía posee las cualidades necesarias para abanderar el cambio de paradigma de las relaciones jurídicas y los medios técnicos que permitan obtener mayor eficiencia en el desempeño de la profesión y generar oportunidades de negocio.

Soraya AAkaou Alabarce
Máster Derecho de las Nuevas Tecnologías
Licenciada en Derecho

es.linkedin.com/in/sorayaAA

Entrevista del mes a Rosario Romero Herrero

Entrevista del mes a Rosario Romero Herrero

1. ¿Qué te motivo acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Descubrí el derecho de las nuevas tecnologías por casualidad. Cuando comencé la carrera de Derecho no me podía imaginar que mi vida profesional pudiera vincularse de esta manera a las tecnologías. En el año 2007 comencé a trabajar con temas de sociedad de la información, comercio electrónico y protección de datos y a partir de ahí se fueron desarrollando las demás materias, nunca pensé que pudiera apasionarme tanto esta rama!

2. ¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

En comercio electrónico y protección de datos. Son las dos materias que me engancharon y es la rama en la que he venido desarrollando desde mis inicios. No obstante, he ampliado mi especialización y desarrollo mi labor profesional en todos los ámbitos del Derecho de las Nuevas Tecnologías.

3. ¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Es una rama que está cogiendo cada vez más protagonismo, antiguamente los abogados que se dedicaban a ellos eran minoría pero el futuro es tan alentador y tiene tantas cosas por descubrir y desarrollar que es la rama del futuro. Actualmente cualquier parte de nuestra vida está vinculada a nueva tecnologías y por ello existen cada vez más conflictos en todas las ramas que están mezcladas con las mismas.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

A los abogados no les está quedando más remedios, la actualidad manda y se han tenido que renovar. La Administración se está modernizando y cada vez son más los medios tecnológicos que hay que utilizar para poder ejercer la profesión, el ejemplo más cercano es la inclusión de LexNET, el sistema de gestión de notificaciones telemáticas desde los juzgados a los profesionales de la justicia (abogados y procuradores). Los compañeros más jóvenes no tienen problemas de adaptación pero los más veteranos se intentan a adaptar a los cambios de una manera admirable.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

Creo que está en continuo cambio, la Abogacía era una de las profesiones que se resistía a ello y poco a poco lo va consiguiendo. Aún siendo consciente de las dificultades y de la complejidad de la adaptación a la nuevas tecnologías, nos estamos acercando hacia la plena digitalización de la Justicia conforme con los avances que está experimentando la sociedad y a los que ni las Administraciones ni lo abogados pueden permanecer ajenos.

Rosario Romero Herrero

Abogada especialista en Nuevas Tecnologías en López de Lemus Abogados

es.linkedin.com/in/rorohe

http://lopezdelemus.com

Entrevista del mes a Sara Cordero Moreno

Entrevista del mes a Sara Cordero Moreno.

1. ¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

La informática nunca ha sido mi punto fuerte, si bien es cierto, que siempre ha generado cierto interés en mí, más a raíz de mi entrada en la universidad, donde todo se realizaba a través de un ordenador.

Cuando me propusieron la idea de hacer prácticas en un bufete especializado en nuevas tecnologías, no me lo pensé, era una gran oportunidad. Pese a estar bastante asustada al principio, poco a poco, voy conociendo temas nuevos,  adentrándome en este apasionante mundo del Derecho de las Nuevas Tecnologías.

2. ¿En qué área de derecho te has especializado más?

Pese a que sigo estudiando y durante toda la carrera me ha encantado el derecho penal, tras realizar prácticas en un bufete especializado en nuevas tecnologías, puedo decir que estoy ganando conocimiento en este sector, además es multidisciplinar.

3. ¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Internet ha marcado un antes y un después en la historia, ya nadie concibe trabajar sin un ordenador. Por ello, pienso que el Derecho de las nuevas tecnologías es muy prometedor, aunque no hay que perder de vista que todavía queda mucho trabajo por delante, que esta materia está siempre en constante cambio.

4. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

La gran mayoría de abogados, utilizan bases de datos, legislación, libros electrónicos, etc. Hasta ahí, utilizan las nuevas tecnologías, pero ¿le sacan realmente partido? En mi opinión, son pocos los que lo hacen, si bien es por el desconocimiento, como he dicho anteriormente, nos encontramos ante un campo aun no del todo explorado y desconocido por muchos.

5. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

La abogacía se ha ido adaptando a las nuevas necesidades, pero Internet ha ido avanzado de manera vertiginosa. Vivimos en un mundo globalizado y, como tal, necesitamos conocer de primera mano lo que ocurre a nuestro alrededor, gracias a la llegada de Internet, somos capaces de ello. Asimismo, como consecuencia de esta llegada, se vienen produciendo nuevos delitos, de los que los abogados deben estar al tanto, por lo que, se nos abre un gran horizonte si sabemos aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías.

Entrevista del mes a Inmaculada Martín Castañeda

Entrevista del mes a Inmaculada Martín Castañeda.

  1. ¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Si amas al derecho amas todo lo que te permita ampliar y progresar con él, y que mayor y mejor progreso que los medios electrónicos y telemáticos que cada vez más permiten desarrollar las relaciones jurídicas privadas con cualquier operador o intermediario que se acerque a el. Hace años comencé a trabajar con la Ley de Protección de Datos y he tenido la ocasión de ahondar en la materia durante mucho tiempo como formadora en la materia y como abogada.

  1. ¿En qué área de derecho te has especializado más?

Pues los derroteros de la vida y la evolución de la misma  a nivel personal y profesional me han llevado a especializarme en un área como el derecho de las nuevas tecnologías, en concreto en protección de datos,  que compagino con el derecho de familia y con el derecho administrativo.

  1. ¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El presente aun lo veo muy reticente al uso generalizado de las nuevas tecnologías, hablando siempre de la parte jurídica de mi profesión. Sin embargo, el futuro lo encuentro muy interesante y prometedor en el ámbito del derecho tecnológico y en su aplicación, porque cada vez es más necesario interactuar entre todos los operadores jurídicos para tener una coordinación y un conocimiento real e inmediato y poder dar con ello soluciones rápidas y satisfactorias a una sociedad que avanza a pasos gigantes con los medios tecnológicos.

  1. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

 Lo creo y además pienso que ya no se puede prescindir de ellas en ningún área del derecho ni para ninguno de los agentes implicados, desde magistrados hasta agentes judiciales todo pasa por las nuevas tecnologías y son necesarias.

  1. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

Pienso que ese futuro inmediato, tanto que ya está aquí con el uso de LEXNET Abogacía, plataforma jurídica donde los operadores jurídicos estamos conectados con los órganos judiciales, aunque creo como siempre ocurre, nos queda mucho camino por recorrer con la falta de medios aunque espero que se vayan ampliando con la agilización y el buen uso de estas nuevas herramienta.

Entrevista del mes a Mariam Jesús Vazquez Martín.

Entrevista del mes a Mariam Jesús Vazquez Martín.

  1. ¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El derecho, a lo que siempre me he querido dedicar, se encuentra en un constante cambio, y que mayor cambio en los últimos años que las nuevas tecnologías. Recuerdo mi primer acercamiento a través de un curso que realice de “Delitos y nuevas tecnologías”, aún me sorprende la habilidad con la que los “delicuentes o ciberdelincuentes” se adaptan a los medios que está nueva era pone a su disposición, las tecnologías como un nuevo medio para la comisión. A raíz de ello, me interesé por la protección de datos, como por fin se promulgaba una Ley que regulaba el uso descontrolado de nuestros datos, de cómo se ponían acertadamente barreras para que las empresas no hicieran con nosotros y nuestros datos lo que había venido siendo una práctica habitual y generalizada, el “todo vale”.

  1. ¿En qué área de derecho te has especializado más?

Sin lugar a dudas en protección de datos, es una materia que me apasiona. Si bien es cierto, las nuevas tecnologías nos facilitan importantes medios para usar en otras ramas del derecho, como puede ser principalmente el penal; o en asuntos de familia, donde cada vez más habitualmente se usan entre otros por ejemplo, capturas de pantallas de perfiles en redes sociales, que son usados como prueba en estos y otros procesos judiciales.

  1. ¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

En mi opinión: vamos progresando, aunque aún queda mucho por hacer. La tecnología está en constante cambio, y el ser humano necesita adaptarse. Siendo objetiva a la vez que realista creo, y así la experiencia lo ha probado, siempre iremos un paso por detrás, o varios!; no obstante, soy optimista! Muy optimista! Lo importante es tomar consciencia de la “vida tecnológica” en la que vivimos, y creo que eso ya lo hemos conseguido.

  1. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Sin lugar a duda cada vez más. Hace años quien creía poder usar un perito informático, ahora están a la orden del día. Tal y como he comentado anteriormente, cada vez se usa más la tecnología como un medio más de obtención de pruebas a fin de su aportación a cualquier procedimiento.

  1. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

Creo que ya lo ha hecho, cualquiera de nosotros tiene a su disposición en Internet de todo lo que necesite: normativa, trámites, teléfonos, direcciones y un largo etc. En breve tendremos otro gran avance, con la implantación de la LEXNET Abogacía. Tenemos que adaptarnos a los nuevos cambios, A. Einstein dijo: “La mente es igual que un paracaídas, solo funciona si se abre”, nosotros debemos abrir nuestra mente a la tecnología, es la mejor herramienta que disponemos los letrados para el desempeño de nuestro trabajo.

Entrevista del mes a Luis Ávalos Prado

Entrevista del mes a Luis Ávalos Prado

  1. ¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Siempre me llama la atención el tratar de hacer que la tecnología sea transparente a mi actividad, y partiendo de ahí, surgió el deseo de interesarme por estudiar unas ciertas normas de conducta que viniesen a traer el equilibrio cultural a lo que hoy denominamos sociedad de la información.

  1. ¿En qué área de derecho te has especializado más?

Durante mi primera experiencia laboral recalé en un departamento de Propiedad Industrial donde tuve la suerte de trabajar con una materia tan amena y desconocida como es el Derecho Marcario. Cada vez que surgió ocasión me afané en resolver el choque de trenes que se viene produciendo entre signos distintivos y nombres de dominios, o en otras palabras,  la batalla a campo abierto entre los principios de territorialidad, especialidad y universalidad. Así mismo gestioné de buena gana fregados ocasionados a causa de la viralidad de las redes sociales.

  1. ¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El Derecho de las Nuevas tecnologías constituye un auténtico presente continuo, la afirmación de que seremos Homodigitales.

  1. ¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Por lo general observo que la mayoría del gremio prefiere operar al margen de esta disciplina, es complicado romper la fuerza de la costumbre. Deberían tener en cuenta que si uno no cambia corre el riesgo de extinguirse.

  1. ¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

Cuando nos terminemos las uvas de 2015, será el propio Ministerio de Justicia quien se encargará de tirar los primeros fuegos artificiales estableciendo la plataforma Lexnet como herramienta de comunicación digital entre letrados y tribunales. La reformada Ley de Enjuiciamiento Civil deja a las claras que no se trata de una opción cool o facultativa pues el objetivo es papel cero. Para ser fieles a la tradición, una vez más se ha omitido la necesaria formación previa así que estoy expectante por ver los primeros patinazos.