Entradas

¿Del e-commerce al m-commerce?

Con la evolución de los tiempos y el auge de la telefonía móvil, concretamente de los smartphones y tablets, se está produciendo un cambio a la hora de entender el comercio electrónico, dando lugar a lo que ya conocemos como m-commerce o mobile commerce. Tal es esto así, que los usuarios que realizan sus compras a través de estos terminales han pasado de representar un 9% en el año 2011 a un 13,8% en 2012, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (Ontsi).

El pago por móvil llego a España a finales del año 2000 con plataformas como Mobipay, Paybox, y Caixamovilcon escaso éxito inicial debido a las barreras sociales que siempre suelen existir hacia cualquier tipo de tecnología emergente, así como con cierto recelo acerca de la fiabilidad y seguridad de estos nuevos sistemas de pago. Pero esto ha ido cambiando, y pronto dejará de ser un problema olvidarnos la cartera en casa ya que los sistemas de pago por móvil han dejado de ser un reto casi futurista para pasar a ser una realidad.

Según el “Barómetro zanox de Mobile Performance 2013”, que contiene resultados y conclusiones sobre la tendencia del m-commerce en Europa, la cantidad de teléfonos móviles y tablets aumenta año tras año, generando unos ingresos que en el 2013 han llegado a sus máximos históricos.

La mayor dificultad para el m-commerce quizá sea el pago. Son muchos los consumidores que mediante la técnica del showrooming (visitar tiendas física para probar un producto y luego realizar la compra online), se informan acerca de un determinado producto, pero no realizan el pago de su compra con móvil en la tienda física.

Los mPayments son los pagos que se hacen a través de un dispositivo móvil. En general, hay dos formas de hacer estas operaciones: pagos online y pagos de proximidad. Estos últimos son los pagos de productos y servicios en un punto de venta físico que se hacen a través de un dispositivo móvil (tecnologías de radio de corto alcance como NFC) y se suelen usar en terminales de punto de venta (TPV), sistemas de transporte, etc. Pero a pesar de que en España aún está poco implantada la tecnología contactless (sin contacto), según datos de Visa, somos líderes en Europa con unos 300.000 tpv contactless activos que permiten 1,7 millones de transacciones al mes.

En la actualidad, en España son numerosas las compañías que se están adaptando a esta nueva modalidad de pago. “La Caixa” se ha convertido en líder en pagos por móvil en nuestro país con el lanzamiento comercial del pago con móvil NFC en enero de 2014 para lo que ha contado con el apoyo de Telefónica, Vodafone, Orange y Visa Europe. MyMoid, por su parte, es el primer servicio de pago por móvil que opera desde el 20 de septiembre de 2013, a través de su propia Entidad de Pago autorizada por el Banco de España, contando hoy por hoy con unos 10.000 usuarios y cuyo objetivo es gestionar el 2% de volumen de facturación del comercio electrónico en España.

Mª Ángeles Maldonado Rivero