Un informe acusa a Facebook de rastrear a los internautas ilegalmente

El archivo se llama datr. Y funciona como un sabueso cada vez que uno, sea usuario o no, entra en una página del dominio Facebook.com. Tiene una duración de dos años y envía información a la red social sobre qué webs visita el usuario de entre las más de 13 millones que contienen un botón de like a Facebook. Da igual que el usuario lo pulse o no. Estas y otras cookies —archivo que marca a los internautas para guardar un registro de su comportamiento en Internet— son uno de los puntos en los que Facebook rompe la legalidad europea según un informe de 65 páginas encargado por la Comisión de Privacidad Belga y desvelado en exclusiva por The Guardian. “Estas cookies significan: Facebook rastrea a sus usuarios por la red incluso si no hacen uso de los plug-in sociales [por ejemplo, los botones de like que redirigen a Facebook] y aunque no estén logueados [con su perfil de Facebook activo]; y este rastreo no se limita a los usuarios de Facebook”.

Ver noticia completa en su fuente original