Entradas

Entrevista a Macarena Gutiérrez Pérez

¿Qué te motivo acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

En realidad no recuerdo exactamente cuando comencé a interesarme por la tecnología y, aunque siempre quise ser abogada, no imaginaba que en mi futuro profesional ésta jugaría un papel tan importante casi como el derecho.

Siempre me llamó la atención la informática porque era algo incomprensible para mí. En mi primer año de Universidad se ofertaban algunos cursos de informática y de internet, no dude en apuntarme, y desde entonces siempre he intentado formarme en este campo sobre todo por curiosidad personal y porque me gustan los retos, siendo consciente en todo momento de lo que puedo asumir.

Desde el año 2007, a mi interés personal se sumaron algunas oportunidades profesionales y comencé a trabajar el área del Derecho de las Nuevas Tecnologías, en campos como delitos informáticos, propiedad intelectual e industrial, y protección de datos.

¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Hace unos años comencé a interesarme por el derecho penal en relación a las nuevas tecnologías, los delitos informáticos, la protección de datos personales, propiedad intelectual e industrial. En realidad son los avances tecnológicos los que me van guiando en mi especialización en derecho.

Actualmente estoy muy centrada en las startups tecnológicas, los negocios ecommerce, y su regulación normativa, tomando como referencia la figura del emprendedor y estudiando los aspectos legales que les afectan.

¿Cómo ves el presente y futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

La tecnología avanza a pasos agigantados y esto se refleja en el protagonismo cada vez más presente de las nuevas tecnologías en el derecho. Creo a ciencia cierta que el futuro para este campo es muy prometedor pero también pienso que queda mucho por hacer.

Sea cual sea la rama del Derecho en la que nos especialicemos, un factor esencial a considerar para el futuro es la utilización de la tecnología porque las nuevas tecnologías permiten una comunicación más continuada y fluida con el cliente.

¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Creo que un sector considerable de la profesión aun anda algo perdido pero la reciente implicación de las administraciones está ayudando a mostrar las ventajas de utilizar las nuevas tecnologías para el ejercicio.

Los despachos de abogados están comenzando a participar en blogs o a crear cuentas en Linkedin, Twitter o en Facebook, aunque el uso que le suelen dar es básicamente unidireccional, es decir, informan de diversas cuestiones jurídicas o comparten noticias, pero apenas interactúan o participan con los usuarios.

¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

En mi opinión, hoy en día un abogado no puede dar la espalda a Internet, se ofrece una red de contactos más amplia y accesible además de nuevas herramientas con un potencial sin precedentes a la hora de colaborar y compartir conocimientos.

Creo que estamos inmersos en un cambio muy importante en el ejercicio de la abogacía, en el cual el abogado camina desde el ejercicio individual de la profesión hacia la profesionalización de los despachos especializados como empresas de servicios jurídicos, como organización empresarial.