Entradas

La usurpación de nombres de usuario en las redes sociales

La usurpación de nombres de usuario en las redes sociales

Suele ocurrir con no poca frecuencia, en el actual y moderno ámbito de las redes sociales, la desagradable situación de “usurpación” del nombre. Ya seamos Persona Física y Persona Jurídica podemos encontrarnos que, al intentar registramos con un nombre de usuario, este resulta que ya ha sido registrado por otro anteriormente.

Si se plantea este supuesto, podemos encontrar dos situaciones bien diferenciadas atendiendo a si eres un particular (persona física) o eres una entidad (dotada de mercantilidad o no –asociaciones, grupos culturales, etc-).

Para el caso de que la usurpación se haya producido sobre un particular, digamos por ejemplo, que te llamas José Fernández y quieres registrarte en una red social con ese nombre y apellido de una forma exclusiva y excluyente, la respuesta obtiene una solución negativa directa, pues en las políticas regidoras de estas redes vienen a reglar, básicamente, “el primero que llega es el que obtiene el nombre”. Sería una acepción simplista de la máxima jurídica “prior in tempore, potior in iure”.

Pero la complicación se acentúa considerablemente cuando hablamos de una “usurpación” sobre el nombre comercial o de algún signo distintivo de una entidad, ya que aquí entran en juego el amparo de normas legales, por un lado, e intereses comerciales por otro.

Así, ¿qué ocurre en los supuestos donde un titular de derechos marcarios, que son prioritarios en el tiempo, se encuentra con que su signo está siendo utilizado por un tercero en una red social?

Como ya hemos apuntado, no es una cuestión fácil de resolver, pues los administradores generales de las redes sociales (responsables de la gestión de los perfiles) suelen establecer diversas trabas hasta llegar al aburrimiento, técnica que por otro lado, resulta increíblemente eficaz.

Generalmente no podemos plantear una denuncia formal por la vía penal, pues este tipo de “usurpaciones” se escapa del ámbito criminal (principio de intervención mínima), por tanto, perdemos esa baza de presión e incisiva que utilizamos en otros escritos extrajudiciales.

Por ello, me gustaría compartir con vosotros cómo planteamos este tipo de situaciones que, en la mayoría de los casos, termina favorablemente para el usurpado, aunque también en no pocas ocasiones el asunto se encona escarnecidamente y es verdaderamente dificultoso salir airoso del contencioso.

Paso 1: El primer paso que deberíamos tomar es utilizar las herramientas que nos facilitan las mismas redes sociales para denunciar un perfil, una página o un contenido. Cada plataforma tiene un sistema diferente de notificaciones/denuncias, pero normalmente suele consistir en un formulario a rellenar por el interesado. En los casos que trabajamos en nuestra Firma de Abogados, siempre encaminamos la denuncia por violación de derechos de propiedad intelectual o usurpación de marca.

Una vez planteada la denuncia, nos llegará un email automatizado confirmatorio comunicándonos que están estudiando nuestra situación y que en breve nos llegará un email resolviendo sobre esa presunta infracción. Generalmente esta nueva comunicación nos llegará en un periodo de 7 – 10 días.

Paso 2: En segundo lugar, una vez recibida la comunicación, ésta nos informará que no pueden hacer nada al respecto porque: 1. El usuario no utiliza el signo con fines comerciales, o sus productos o servicios son diferentes, o 2. Nuestra marca no es notoria y por tanto no causa confusión en el consumidor/usuario.

Pues bien, lo importante no son las razones que se incluyen en la contestación, sino que ya tenemos una dirección de coreo electrónico concreta donde dirigirnos.

Paso 3: Ahora es el momento de redactar un requerimiento contundente, basándonos en la legislación que nos es favorable, y además remitiéndolo por conducto fehaciente. Este último requerimiento sí suele ser más efectivo, y llega a tener los efectos deseados.

Como ejemplo, y en la cuestión puramente legal, nos basamos fundamentalmente en el artículo 34 de la Ley de Marcas (relativo a los derechos conferidos por la marca), y muy especialmente en su apartado e) de su punto tercero, donde «podrá prohibirse, en especial:

  1. e)Usar el signo en redes de comunicación telemáticas y como nombre de dominio».

Por último, está la cuestión del idioma, que normalmente se requiere una comunicación en inglés. Por mi parte recomiendo que, siendo la prestación del servicio en internet en España, tenemos derecho como usuarios a denunciar en inglés y que nos contesten en la lengua oficial de la relación, aunque, suele ser este otro derrotero, del que podríamos hablar en otra ocasión.

 

Javier Del Rey.

 

 

 

Entrevista del mes a Keka Sanchez

¿Qué te motivó a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Mi obligación de estar informada acerca de las modificaciones en las condiciones legales y de privacidad como profesional del sector de social media. Cómo nos afectarán como usuarios así como conocer la veracidad de contenidos que debo subir. En las redes sociales es fácil correr bulos y esto es algo que no sólo perjudica a quien se hace eco, si no que puede afectar de lleno a la reputación de quien lo ha difundido. Me siento responsable también de dar ejemplo con una buena praxis  cuando comento, comparto o retuiteo informaciones

¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El presente lo veo evolucionando irremediablemente a base de vulneraciones que llegan antes de que se sepa como proteger los derechos de los usuarios en en determinadas situaciones y escenarios digitales. En referencia a la sentencia europea del derecho al olvido, establecer las bases sobre lo que debe ponderar si el derecho de información o la privacidad del usuario requiere un ejercicio de amplio conocimiento de no solo de la norma si no de cómo aplicarla para que los criterios que sean garantes de los derechos. El futuro lo veo reinventándose como las nuevas tecnologías.

¿Crees que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Ciertamente no. Hay ramas más cautivas de lo tradicional que otras, así como promociones que se están desarrollando de la mano de las nuevas tecnologías pero éstas son las más recientes. Aprovechar las oportunidades tecnológicas requiere no solo una formación si no una disrupción por parte quienes quieren incluirlas en su modo de vida. Los profesionales del derecho están acostumbrados a la jerarquía y la verticalidad y el uso de las nuevas tecnologías aporta globalidad y la horizontalidad

¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la abogacía en un futuro inmediato?

Imagino que debido al auge de delitos informáticos y de los ataques en las redes sociales, los abogados deberán especializarse en estas materias cada vez más demandadas por los usuarios y en las universidades tratarán con más frecuencia este tipo de cuestiones.

Keka Sánchez

Entrevista del mes a Rocío Reifs Santiago

¿Qué te motivo a acercarte al Derecho de las Nuevas Tecnologías?

El gran avance de las NNTT ha traído consigo que en los últimos tiempos el día a día de la mayor parte de la población gire alrededor de las tecnologías de la información, tanto a nivel profesional como personal, posicionándose las redes sociales como posiblemente el canal actual de interacción de las relaciones personales.

Ante este panorama, me despertaron gran interés los riesgos jurídicos referidos a temas como las injerencias en privacidad derivadas de los datos que terceros pueden tener acerca de nosotros, la contratación electrónica, el uso de las redes sociales como medio para hacer cualquier tipo de manifestación con la idea generalizada de inmunidad total, o la concepción de que lo que esta en Internet es de todos.

¿En qué área de este Derecho te has especializado más?

Los peligros en nuestra privacidad que pueden traer consigo las NNTT han sido uno de los aspectos en los que he tenido un especial interés desde el principio. Las posibilidades actuales de las empresas en cuanto al tratamiento de grandes bases de datos personales de los individuos unidas al conocimiento exhaustivo que pueden tener de los mismos, han hecho que el ámbito de la protección de datos me haya apasionado.

De igual manera, los nuevos modelos de negocio en los que la contratación electrónica es la base, o sectores como la propiedad intelectual o industrial son áreas en las que me he centrado especialmente.

¿Cómo ves el presente y el futuro del Derecho de las Nuevas Tecnologías?

Como dije anteriormente, las NNTT son ya el eje central alrededor del cual gira nuestro día a día.

Es poco concebible a estas alturas imaginar las relaciones laborales no informatizadas, el comercio electrónico ha llegado para quedarse, las redes sociales son los actuales canales de expresión a través de los cuales lo que decimos se manifiesta ahora a través de un altavoz que llega a millones de personas, nuestros datos personales se han convertido en un negocio para las empresas, Internet hace accesible a cualquier usuario contenidos que son explotados por terceros sin derecho alguno para ello y  han surgido nuevos delitos como consecuencia de las vías que abren las NNTT. Todas estas circunstancias son las controversias que se presentan en la actualidad y que creo que hacen necesario por un lado la implantación de áreas especializadas en Derecho de las NNTT en los despachos, y por otro que nuestra normativa vaya dando respuestas a los nuevos problemas que vayan surgiendo como consecuencia de la tecnología.

¿Crees  que los abogados (de cualquier rama) aprovechan el uso de las Nuevas Tecnologías para el ejercicio de su profesión?

Posiblemente el mundo de la tecnología era hasta hace un tiempo la asignatura pendiente en esta profesión. Sin embargo, creo que actualmente las NNTT han entrado con fuerza en nuestro sector. La eficiencia de los instrumentos que éstas ponen al servicio de la gestión del trabajo creo que no ha pasado desapercibida para los despachos.

Además veo que cada vez más el sector se viene preocupando por estar presente en Internet y por la idea de que quien no está en Internet no existe.

¿Cómo crees que cambiará el ejercicio de la Abogacía en un futuro inmediato?

Estoy convencida de que en muy poco tiempo la mayor parte de los despachos cambiaran la tradicional forma de relación con el cliente para adaptarse a las necesidades actuales. En este sentido creo que los encuentros presenciales derivaran en formas de contacto entre abogado y cliente a través de las NNTT, de las que probablemente la asesoría legal online y el uso de las redes sociales sean la base de estos nuevos modelos.

De igual manera, la gestión de los procesos legales a través de las NNTT es una necesidad que no creo que tarde en ser una realidad.

 

 

 

Tuenti es la primera red social en verificar las identidades con el DNI electrónico

La red social española Tuenti ha implantado en su plataforma un primer mecanismo de verificación de la identidad de sus usuarios a través del DNI electrónico con el objetivo de ser “la red social más segura y que más protege la privacidad”, según explican los responsables de esta iniciativa.  Leer más

Curso ‘Redes sociales e Internet: Oportunidades y desafíos en un nuevo modelo de sociedad’

La Asociación de Abogados Especialistas de Nuevas Tecnologías de Andalucía (AENTA), colabora en el curso ‘Redes sociales e Internet: Oportunidades y desafíos en un nuevo modelo de sociedad’ en la Universidad Pablo de Olavide (UPO), que se celebrará en la localidad sevillana de Carmona del 27 de septiembre al 1 de octubre, dentro de la VIII edición del ciclo formativo que organiza la UPO cada verano. El objetivo de este curso es analizar las redes sociales desde todas las vertientes en las que está teniendo repercusión, como la social, psicológica, antropológica, tecnológica, jurídica, de la privacidad, empresarial, de búsqueda de empleo, de la comunicación, del éxito a través de Internet, y universitaria.

En el marco de su compromiso por la formación en materia de Tecnologías de la Información y de la seguridad en Internet, ANDCE organiza estas jornadas, que pretenden concienciar a todos los usuarios sobre la importancia que estan adquiriendo las redes sociales.