La Audiencia de Navarra condena a 3 años y 3 meses de prisión a dos de los cinco acusados por grabar la violación grupal de los Sanfermines de 2016

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 3 años y 3 meses de prisión y 5.670 euros de multa, como autores de un delito contra la intimidad, a los dos acusados que grabaron siete vídeos y realizaron dos fotografías de la violación grupal continuada perpetrada por ellos y por los otros tres procesados el 7 de julio de 2016 en Pamplona.

Durante la violación grupal perpetrada en un portal de la calle Paulino Caballero de Pamplona la madrugada del 7 de julio de 2016, uno de los ahora condenados, A. M. G. E., grabó seis vídeos y realizó dos fotografías con su teléfono, mientras que el otro, A. C. E.,  efectuó una grabación con su móvil.

Los tres magistrados aseguran que las grabaciones y las dos fotografías se realizaron por parte de los dos condenados “con el ánimo de captar y dejar constancia de los actos de naturaleza sexual” realizados sobre la víctima, “sin que esta prestara de forma expresa o tácita su asentimiento a que se realizaran las grabaciones ni a que se tomaran las fotos”.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: COMUNICACIÓN PODER JUDICIAL

Condenado por difundir un vídeo de contenido sexual que había en un móvil que se encontró

El Juzgado de lo Penal n°1 de Cáceres ha condenado a un hombre a 15 meses de prisión por un delito de descubrimiento de imágenes audiovisuales sin la anuencia de la persona afectada, al difundir el vídeo de contenido sexual que había en un móvil que se encontró.

El hombre se encontró el teléfono móvil en 2015 y, tras retenerlo en su poder durante cierto tiempo, extrajo la tarjeta sim y la colocó en el suyo y así tuvo acceso a los datos almacenados en la tarjeta.

Entre ellos se encontraba un vídeo de contenido íntimo, en el que la mujer propietaria del móvil mantenía relaciones sexuales con su pareja, que exhibió a terceras personas y que incluso difundió a través de un grupo de Whattsapp.
Por ello, ha sido condenado a quince meses de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

También deberá pagar una multa de seis euros diarios durante quince meses y una indemnización 2.000 euros a la dueña del móvil, además de pagar las costas del procedimiento.

La mujer, indica la sentencia, debido a este episodio, presenta trastorno del sueño, irritabilidad, dificultad de concentración, trastorno del apetito y deterioro social, determinantes de un trastorno por estrés postraumático.

Al condenado se le ha aplicado el atenuante de anomalía psíquica, ya que sus problemas mentales le afectan “de manera notable, sin anularlas, a sus facultades de conocimiento y voluntad”, según la sentencia, que recoge que tiene reconocido un grado de discapacidad de 65%.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: COMUNICACIÓN PODER JUDICIAL

Detenida una mujer por difundir fotografías íntimas de su expareja para que perdiera su trabajo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alcoy (Alicante) a una mujer que presuntamente difundió fotografías de contenido sexual de su expareja entre los familiares de la víctima y sus compañeros de trabajo con el propósito de provocar su despido.

La investigación se inició cuando el perjudicado interpuso una denuncia en la que explicaba que había conocido por motivos laborales a la mujer, con la que inició una relación de amistad que cada vez fue más estrecha e íntima. En este contexto, el hombre envió voluntariamente fotos íntimas a la sospechosa, según han explicado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: ABC.ES

Condenado a un año de prisión por grabar con cámara oculta en la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona

La titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona ha condenado a un año de prisión y una multa de 2.880 euros, por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, a un fotógrafo y documentalista que colocó una microcámara y un micrófono ocultos en el interior de una rejilla de ventilación de la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona con la intención de grabar a los miembros de una hermandad.

En la sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia de Navarra, la magistrada explica que la cripta no es un lugar abierto al público, sino que su uso es de carácter privado, con el acceso al interior restringido, ya que solo están autorizados a entrar los miembros de la Hermandad de Caballeros voluntarios de la Santa Cruz y las autoridades eclesiásticas.

El acusado, C. B. A., vecino de Pamplona y de 55 años, quien alegó en el juicio que solo quería grabar las controvertidas misas que allí se celebran, grabó de forma indiscriminada, hasta que la cámara fue descubierta y retirada, más de 29 horas seguidas.

La juez considera que el procesado atentó contra la intimidad de los miembros de la Hermandad, a uno de cuyos miembros, el secretario que denunció los hechos, deberá indemnizar con 1.200 euros por los daños morales.

En el juicio, el fiscal había solicitado una pena de 2 años de prisión y una multa de 12.000 euros para el encausado y su esposa, también procesada, mientras que la acusación particular había pedido para ambos 2 años y 6 meses de cárcel, así como 10.800 euros de multa. La defensa de los inculpados, por su parte, había reclamado la absolución.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: PODER JUDICIAL

La Audiencia de Ourense condena a tres bancos porque sus “escasas medidas de seguridad” favorecieron una estafa

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado, como responsables civiles subsidiarias, a tres entidades bancarias a indemnizar con 105.120 euros a un cliente por haber favorecido “por sus escasas medidas de seguridad aplicadas” que un hombre se apoderase de dinero de su tío abuelo mediante la realización de compras por internet, reintegros en efectivo y transferencias. El importe económico obtenido por el acusado ascendió a más de 100.000 euros, según consta en el fallo, contra el que cabe presentar recurso de casación ante el Supremo.

El sospechoso, quien sabía que la víctima residía fuera de España, aprovechó que la correspondencia postal sobresalía del buzón de su vivienda, situada en el partido judicial de Celanova, para apoderarse de una carta que contenía su número de DNI, lo que le permitió “operar con total libertad en la banca electrónica”, según destacan los magistrados. El acusado fue sentenciado a dos años de cárcel por cometer un delito de revelación de secretos en concurso con otro continuado de estafa.

El tribunal resalta en la sentencia que, a pesar de que a las entidades bancarias les correspondía “la guardia y custodia” del dinero de la víctima, incumplieron “las disposiciones reguladoras de dicha custodia al no haber adoptado los mecanismos de protección básicos para la eficaz salvaguarda de su patrimonio”.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: PODER JUDICIAL

La Audiencia de A Coruña condena a un médico a prisión e inhabilitación por acceder a un historial clínico sin consentimiento

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a un médico del Sergas como autor de un delito contra la intimidad a dos años y siete meses de cárcel y a la inhabilitación para el ejercicio de su profesión durante seis años, así como al pago de una indemnización de 1.500 euros.

Los magistrados consideran acreditado que el procesado accedió los días 23 y 29 de junio de 2011 a la historia clínica electrónica de la víctima “con la intención de conocer su estado de salud, en concreto, la existencia de un parte de baja por incapacidad temporal laboral”. La actuación se produjo “sin que existiera razón asistencial alguna y sin consentimiento ni conocimiento del afectado”.

El tribunal, no obstante, solicita en la sentencia al Gobierno la tramitación del indulto para el condenado, pues argumenta que los accesos sancionados se produjeron en “fechas lejanas, no constando que el perjudicado hubiese sufrido otra afectación que la referida al delito cometido”. Los magistrados también destacan que la conducta enjuiciada “se encuentra en el rango inferior del estándar de gravedad” que marca la ley en este tipo de casos.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL 

FUENTE ORIGINAL: COMUNICACIÓN PODER JUDICIAL

El Tribunal Supremo reitera que amenazar con la difusión de un vídeo es un tipo de intimidación del delito de agresión sexual

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que reitera que la amenaza de difundir en Internet un vídeo de contenido sexual grabado en el pasado a una persona, con el fin de forzar una relación sexual con ella, constituye la intimidación que requiere el delito de agresión sexual, pues la víctima se ve compelida a realizar un acto no querido por el temor a la propagación de las imágenes.

En su sentencia, el Supremo ratifica la condena de 6 años de prisión que la Audiencia de Cádiz impuso a un hombre por delito de agresión sexual con penetración. Los hechos ocurrieron en 2014 en el domicilio del acusado en La Línea de la Concepción, donde citó a su exnovia y le dijo que mantenía aún en su poder un vídeo erótico en el que aparecía ella practicándole una felación y que ella pensó que ya estaba destruido.

Ello motivó una discusión en la que el hombre conminó a la mujer a mantener relaciones sexuales advirtiéndole que de otro modo haría público en Internet el vídeo, “lo que provocó en ella el lógico temor por el descrédito social y disgustos familiares que podría provocarle, y por esa razón a cambio del borrado del archivo accedió a mantener una relación sexual completa con penetración vaginal”, relatan los hechos probados de la resolución confirmada.

El Supremo aplica al caso la doctrina ya fijada en sendas sentencias, de junio de 2016 y enero de 2017, que establecen que “la amenaza de exhibición de un vídeo con un contenido que la perjudicada no quiere, referido a contenidos sexuales, es un acto intimidatorio típico del delito objeto de la condena, pues la víctima por el temor a la propagación del vídeo se vio compelida a realizar un acto no querido y, por lo tanto, inconsentido”.

Agrega que la consideración de amenaza típica viene dada por el hecho de la capacidad de autodeterminación del sujeto pasivo. “Desde luego, tiene que tener una entidad que la haga cognoscible y reconocida como acto intimidatorio y ha de ser idónea para impedir al sujeto pasivo actuar según su propia autodeterminación. Para su declaración habrá de atenderse a elementos circunstanciales, no requiriendo la nota de irresistibilidad, ni exigir en la víctima ningún comportamiento superior del límite de sus posibilidades. Ha de ser, por lo tanto, cierta, objetiva, seria, inmediata y grave y conectada causalmente a la obtención de un consentimiento forzado”, explican los magistrados.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL 

FUENTE ORIGINAL: COMUNICACIÓN PODER JUDICIAL

Condenado a dos años de prisión un hombre que amenazó a una menor con difundir las fotos sexuales que le había enviado por redes sociales

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha condenado a dos años de prisión a un hombre de Sevilla que amenazó a una menor de Valencia a la que había conocido a través de Tuenti con difundir fotos de contenido sexual que ésta le había enviado.

El joven, de 22 años, contactó en 2015 con la menor a través de la red social y se ganó su confianza hasta conseguir que ella se grabara y le mandara fotos y vídeos de contenido sexual. Cuando la niña, de 15 años, interrumpió el contacto con él y se negó a acceder a sus peticiones, la amenazó con difundir las imágenes que tenía de ella.

El acusado reconoció los hechos; se declaró culpable y aceptó la pena que le solicitaba la Fiscalía como autor de los delitos de corrupción de menores para elaborar material pornográfico, exhibicionismo y provocación sexual y amenazas. La sentencia de conformidad incluye, además, la condena a pagar más de 2.100 euros de multa y la obligación indemnizar a la menor con 2.000 euros por los daños morales sufridos.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL 

FUENTE ORIGINAL: PODER JUDICIAL

La Audiencia de Castellón condena a tres años y medio de prisión a un hombre por grabar y difundir el vídeo de una pareja practicando sexo en un baño de una discoteca

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a tres años y medio de prisión por un delito de descubrimiento y revelación de secretos a un joven que grabó a una pareja manteniendo relaciones sexuales en una discoteca, y luego difundió el vídeo a través de una red social.

Debido a la repercusión social que alcanzaron las imágenes captadas, las dos mujeres víctimas vivieron una situación personal angustiosa, con síntomas de estigmatización y ansiedad. Una de ellas podría desarrollar un trastorno adaptativo si la publicidad de las imágenes continuara.

Por este motivo, la sentencia, dictada en junio de 2017 por el Juzgado de lo Penal número 3 de Castellón, recurrida por el condenado y confirmada ahora por la Audiencia, le impone también la obligación de indemnizar a las mujeres con 3.000 y 5.000 euros respectivamente.

El vídeo se grabó en octubre de 2013 en los baños de una discoteca de Castellón, a la que acudió el hombre, de 25 años, con su hermano y otras dos personas. En un momento de la noche, entró al aseo junto a una menor de edad, con la que mantuvo relaciones sexuales en uno de los aseos contiguo al que se encontraban las víctimas, también practicando sexo. Como explica la sentencia, el condenado se subió a la taza del váter y grabó la escena, sin que la pareja fuera consciente ni diera su consentimiento. Las imágenes, que el condenado distribuyó vía Whatsapp a contactos de su entorno, adquirieron gran difusión.

En su recurso contra la sentencia del Juzgado de lo Penal, el condenado negó la autoría del vídeo y se desvinculó también de su distribución. Sin embargo, la Audiencia considera que existen suficientes pruebas de su responsabilidad, como que se encontraba en el baño contiguo al de las víctimas y que la grabación se realizó desde su teléfono, además de las declaraciones de las testigos, que lo vieron en el aseo tomando las imágenes y a las que contó que había realizado la grabación.

En cuanto a la difusión del vídeo, la Sala resta credibilidad a la explicación del condenado que mantiene que perdió el control de su teléfono tras pasarle la grabación solo a su hermano y a la amiga con la que estaba en el baño.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL

Condenado por «robar» Facebook a su compañera para humillarla en Málaga

«De compras en mi horario laboral». Los amigos de Facebook de una página corporativa del Ayuntamiento de Málaga no daban crédito al mensaje que podían leer escrito por una funcionaria del propio Consistorio en la red social. Con una carrera intachable en todos sus años de servicio público, esta trabajadora precisamente aspiraba en aquellos momentos a ser promocionada. Presumir de andar por calle Larios con bolsas de alguna de sus boutiques ante los más de 10.000 seguidores de esta cuenta no parecía la mejor forma de lograrlo.

Menos aún se lo podía creer, claro, la funcionaria en cuestión cuando se lo contaron. Sobre todo porque ella no lo había escrito. Al intentar entrar desde su ordenador en su cuenta de Facebook para ver qué había pasado, la sorpresa fue a más. No podía acceder. La contraseña, que recordaba perfectamente, no era válida. Asustada ante la repercusión que personal y profesionalmente podía tener lo que ya a todas luces se adivinaba como una usurpación de su perfil, acudió a la Policía Nacional a presentar una denuncia.

Fue entonces cuando su asombro llegó a cotas que ni podía sospechar. Fruto de las pesquisas realizadas por los agentes, pudo conocer que la dirección IP desde donde se había escrito el comentario y también se habían mandado mensajes privados insidiosos para con ella… pertenecía nada más y nada menos que al domicilio del compañero del despacho contiguo al suyo. Estaba a nombre de su esposa. Y que para conseguir acceder a su perfil, su «colega», que casualidades de la vida optaba a la misma promoción profesional que ella, había aprovechado que se había ausentado temporalmente de su despacho para sentarse tranquilamente delante del ordenador y, como se había dejado la pantalla abierta, modificar la clave de acceso a la red social. Sólo él podía ya acceder a la cuenta, que quedaba a su merced.

LEER NOTICIA COMPLETA EN SU FUENTE ORIGINAL

FUENTE ORIGINAL: ABCDESEVILLA.ES